Manuel del Pópulo García (1775-1832)


Manuel García (Manuel Vicente del Pópulo Rodríguez; 1775-1832), tenor y compositor, caracterizado como el personaje protagonista del Otello de Gioachino Rossini.

Manuel del Pópulo García fue uno de los artistas más representativos del bel canto en sus facetas de responsable del teatro madrileño de Los Caños del Peral, de compositor de óperas y piezas breves y, sobre todo, de tenor operístico. Se dio a conocer por su habilidad para las agilidades, complementada, de forma inusual, con un registro vocal medio y grave vigoroso y bien timbrado que incluso le permitió incluir en su repertorio papeles como Don Giovanni, el barítono protagonista de la ópera de Wolfgang A. Mozart. Estableció un método de enseñanza del canto que puso a prueba -en ocasiones con gran dureza, según testimonios contemporáneos- con sus propios hijos, el autor del Tratado completo del arte del canto e inventor del laringoscopio Manuel Patricio García, la mezzosoprano María Malibran y la contralto y compositora Pauline Viardot.

Entre sus composiciones, alcanzó especial popularidad la ópera Il califfo di Bagdad, que él mismo estrenó interpretando el papel principal frente a la ya consagrada Isabel Colbrán, la gran mezzosoprano de origen igualmente español, que interpretaba a Zeltube. Il califfo di Bagdad, compuesta sobre un libreto de Andrea Leone Tottola, se estrenó en el Teatro del Fondo de Nápoles en 1813 y su éxito consagró a García como el gran compositor emergente de opera buffa, un puesto que ya sólo le arrebataría un joven Gioachino Rossini a quien iba a conocer muy pronto.

                                                          Teatro del Fondo. Nápoles.

.

.

La colaboración con Rossini llevaría a García a estrenar las óperas Elisabetta, regina d’Inghilterra (Nápoles, Teatro del Fondo, 1815), interpretando al Duque de Norfolk frente a Isabel Colbrán, y Almaviva, ossia l’inutile precauzione, con libreto de Cesare Sterbini basado en Le barbier de Séville de Beaumarchais, y más conocida hoy como Il barbiere di Siviglia (Roma, Teatro Argentina, 1816), interpretando al Conde Almaviva, el tenor protagonista.

Teatro Argentina. Roma.

Además de interpretar de manera habitual primeros papeles en Italia, cantó como primer tenor en algunos de los principales teatros europeos donde se representaba ópera, entre ellos el Théâtre des Italiens de París -bajo la administración de la soprano Angelica Catalani- y el King’s Theatre de Haymarket, en Londres. En 1825 emprendió un viaje a Nueva York acompañado de su familia y de otros cantantes. Respondiendo a la invitación de Lorenzo da Ponte -el antiguo libretista de W. A. Mozart, reciclado como profesor en la Universidad de Columbia-, la pequeña compañía de García pondría en escena la primera temporada de ópera propiamente dicha que vivieron los Estados Unidos. Al año siguiente emprenderían un viaje a México, donde llevarían a cabo la misma empresa con un éxito desigual, debido en buena parte a la inestabilidad política que vivía este país. A su regreso a Europa, Manuel García se dedicaría, fundamentalmente, a la enseñanza, asistido por su hijo Manuel Patricio, quien iba a tomar su testigo en esta actividad.

© Lucía Díaz Marroquín

Reproducción permitida con cita.

You are welcome to quote this text using MLA guidelines for scholarly articles and websites.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s